sábado, 10 de diciembre de 2016

Bordeaux, de las iglesias a la ciudad del vino buscando una buena crepe...10/12/16


Dispuestos a conocer Burdeos, salimos del apartamento bien ataviados contra el frío y con los cordones de las zapatillas bien atados...

Eso si... lo que no nos habían dicho es que también tendríamos que salir con un cuchillo...

... y es que la niebla con la que nos encontramos al atravesar el Pont de Pierre se puede cortar!!

Como hacemos habitualmente, nos dirigimos en primer lugar a la oficina de turismo donde nos hacemos con un mapa y con un recorrido tipo por la zona antigua de Burdeos; bien,... ya lo tenemos todo... podemos empezar...

En el trayecto hasta la oficina de turismo, ya hemos podido comprobar que esta ciudad nos va a gustar, la combinación de aspectos modernos con edificios tradicionales combinado con el gran uso que hacen los bordeleses de la bicicleta conforman una ciudad del tipo que nos atrae...

Un gran teatro nos da la "salida" a nuestro recorrido, 11:10 de la mañana...

Grandes avenidas hacen el trayecto mas cómodo

Las antiguas puertas de la ciudad aún permanecen impertérritas,...


Tras irse la niebla, el día avanza despejado y la temperatura comienza a subir, tras visitar los lugares mas emblemáticos de la ciudad nos dedicamos a aquellos otros que no suelen aparecer en los mapas de la oficina de turismo pero que para nosotros resultan curiosos e interesantes...



La mañana avanza,... ya sabemos que los franceses comen muy pronto y ya sabeis lo que dicen... allá donde fueres, haz lo que vieres... o sea que a hacer un pequeño "break" para recobrar fuerzas...
Tras el pequeño ágape, continuamos la visita...

Gran pilar homenaje a los girondinos
Tras recorrer el centro, llegaremos al paseo fluvial que nos lleva hasta las inmediaciones del puente Jacques Chaban-Delmas... este puente además de lo llamativo y futurista de su aspecto tiene la característica de ser levadizo... la parte del puente (unos 100 m.) entre los 4 pilares se eleva hasta los 50 mts. de altura para permitir el paso de barcos por debajo...



El trayecto por el paseo resultará entretenido por la abundancia de bares, tiendas y las numerosas personas que pasean por el mismo...

hasta una curiosa vaca euskaldun parece querer pasear junto a nosotros...
Al final del paseo se encuentra un edificio muy original en su construcción, se trata de la "Ciudad del vino", se inauguró el pasado mes de mayo y recoge un museo, talleres, tiendas y bibliotecas con un único tema, el vino.

Al parecer representa una copa ¿? a nosotros nos pareció mas bien una bota o un zapato de payaso...


Algo cansados ya, cogemos el tranvía que nos llevará de vuelta a la parte antigua... antes de despedirnos de la ciudad, visitaremos un lugar curioso... el café Utopia, un bar y cine que se encuentra ubicado en una antigua iglesia... sirven productos ecológicos y sostenibles, el ambiente es muy interesante, proyectan películas de cine alternativo y de corte social...



Probamos una cerveza propia del local (Mascaret),... muy rica pero eso si... 4,90 euros la botella... ¡Vive la France!
Cansados pero contentos nos encaminamos de nuevo hacia el puente Pierre, puente que une el centro de Burdeos con la zona donde se ubica nuestro apartamento...
Mañana iniciamos el regreso a casa pero eso si... intentaremos aprovechar aún la mañana...

Agur!

viernes, 9 de diciembre de 2016

De oca a oca... por los pueblos del Perigord. 09/12/16


Nos vamos de Sarlat, nuestro próximo lugar de pernocta será la última etapa de este viaje: Burdeos…
Pero de camino a esa gran ciudad, dedicaremos el día de hoy a visitar algunos de los pueblos mas bellos del Perigord negro y del Perigord púrpura (y no lo decimos nosotros… al parecer hay una lista oficial francesa de pueblos bonitos y alguno de estos está en el top-ten).

Así que iremos como en el juego, de oca en oca saltando de pueblo en pueblo hasta llegar a Burdeos (o como dicen ellos: Bordeaux).

¿estais preparados?... ¡pues vamos allá! ¡tiremos los dados y veamos cual es la primera casilla!

La Roche – Gageac

Empezamos fuerte, el pueblo mas cercano a Sarlat de los que vamos a ver seguramente sea el mas bello de todos… llegamos a él sobre las 10:00 de la mañana y un intenso frio y una densa niebla nos reciben… el termómetro del coche marca -0,5º (!😅!)
La Roche es un precioso pueblo que se ubica bajo una gran roca y que mira hacia el río Dordogna.


Como os habíamos dicho, está en la lista de "Pueblos mas bellos de Francia"

¿bonito lugar, verdad?

No vemos ningún turista alrededor y si algún habitante del pueblo está despierto se estará guardando muy bien de salir al exterior,… me los imagino con los pies en el brasero mientras miran por la ventana a esos turistas chalados que pasean por las calles empedradas ateridos y medio congelados…

Pero… ¿quien dijo frío? Comenzamos a subir por uno de los caminos que ascienden pueblo arriba, en concreto por uno que nos hace atravesar un curioso “jardín exótico” y es que en los próximos 100 mts. pasaremos al lado de algunas pequeñas plantaciones de bambú, palmeras de diversos tipos y algunos tipos de plantas mas propios de otras latitudes,… el conjunto da un toque curioso a este paseo que nos lleva hasta la iglesia de La Roche.
Daremos la vuelta para, siguiendo la “avenida” principal, atravesar el pueblo de manera paralela a la carretera…


 Mientras caminamos no dejaremos de mirar hacia arriba admirando las bellas casas que con sus torreones y altas paredes parecen sostener la gigantesca roca que se encuentra tras ellas y que da nombre a este bello lugar…


El sol comienza a vencer la batalla contra la niebla y el frio… comenzaremos a sentir de nuevo los dedos de las manos dentro de los guantes y podremos sonreir sin que nos castañeteen los dientes…

 Continuaremos el camino hasta el bello chateau que marca uno de los extremos del pueblo… retornaremos hasta la carretera principal que nos llevará de regreso al parking…


… de oca a oca y…

Benyac et Cazenac


 Benyac es un pueblo que guarda alguna similitud con La Roche, no está a los pies de ninguna roca… en este caso el pueblo se encuentra sobre ella y a lo largo de la falda que desciende hacia el río Dordogna… Igual que en La Roche, están realizando obras de restauración en la carretera principal… seguramente para ampliar las aceras y facilitar el acceso a las gabarras que según hemos leído navegan por el río en verano cargados de turistas…


Al igual que su “vecina”, en Benyac largos callejones de pavés atraviesan el pueblo… en este caso ascienden hasta llegar a un bello castillo que se encuentra en la parte mas alta del lugar…

¡Menuda cuestecita!



La entrada al castillo (o mejor dicho, a los alrededores del mismo, porque al castillo como tal no se puede entrar) cuesta 8 euros por persona… damos las gracias muy amablemente y nos damos la vuelta para seguir admirando las bellas casas del pueblo…

Las vistas desde arriba del río y de la campiña de la otra margen son espectaculares...


 Regresaremos de vuelta a la parte baja del río alegrándonos la vista con las bonitas construcciones y los bellos y curiosos detalles con los que los lugareños adornas sus casas…


 de oca a oca y…

Beaumont de Perigord

Parece claro que el resto de pueblos a visitar tienen la dura papeleta de equipararse a la belleza y originalidad de sus vecinas... es cierto que no podremos decir que "estén a la altura" pero no obstante, nosotros siempre tratamos de extraer bonitos recuerdos de cada sitio que visitamos...

Beaumont tiene la característica de ser una "bastida", este es un estilo urbanístico característico de esta zona de la Dordogna y que se caracteriza por ser zonas urbanas construidas con la idea de ser en si mismas una muralla frente al invasor, formando un entramado sólido y con pocas aberturas y con la idea de ser autosuficientes con todos los bienes y recursos que puedan necesitar generados en su interior...

Al margen de esta curiosidad, podemos destacar la enorme iglesia y los soportales de la plaza Central...


Me encuentro con esta curiosa bomba de agua manual que casi  está empotrada en una de las fachadas... como es inevitable para mi que botón o palanca que veo, allá que voy a pulsar o manipular, le doy varias veces a la palanca... con infructuosos resultados... 😡
 Issigeac

Llegaremos a Issigeac sobre la 13:00 del mediodía,... si de normal los franceses de esta zona son mas de quedarse en casa que de andar de txikitos por las calles de su pueblo, que decir tiene de esta hora del mediodía cuando todos los locales cierran generalmente hasta las 16:00 de la tarde... (que digo yo que para no echar siesta,... tiempo ya le echan a la "pausa" del mediodía...)

El pueblo tendrá algunas casas muy curiosas y dignas de fotografiar...



De nuevo nos encontramos con otra curiosa bomba de agua manual... en este caso no hay palanca, girando repetidamente la parte superior de la fuente (lo que parece una tapa con un pitorro) se supone que debe manar agua por el caño... lamentablemente me canso de dar vueltas al artilugio y por allí no sale ni aire..



de oca a oca y...

Bergerac

Ya está... ya estamos todos diciendo: "¡claro! de donde era Cyrano..." pues no, mira tu por donde, la curiosidad que hemos averiguado en este viaje es que el famoso escritor y pensador francés, ni nació en Bergerac ni posiblemente pasara nunca en su corta vida por aquí... el sobrenombre "... de Bergerac" lo adoptó él mismo tras heredar unas tierras que eran conocidas por ese nombre...
Por tanto, estamos ahora llegando a una ciudad que en principio nada tiene que ver con Cyrano ni con sus obras; no obstante, este "pequeño" detalle no ha impedido que la localidad haya aprovechado la fama indirecta que el famoso escritor y gran espadachin de afilada nariz le dió por accidente...

Henos aquí por tanto dispuestos a descubrir esta ciudad que por otra parte guarda atractivos por si sola suficientes para justificar una visita...

Aquí esta una de las dos estatuas que recuerdan al famoso Cyrano (si no visitó la ciudad en vida, se va a hartar de verla como estatua, ji, ji...)
 La parte antigua de Bergerac guarda bonitos edificios medievales, un museo del tabaco y una reconstrucción de una pequeña central hidroeléctrica que se construyó en un antiguo molino de agua...


Recorreremos la ciudad acabando en el antiguo puerto, con unas impresionantes vistas del Dordogna...
Estamos finalizando el día,... este es nuestro último salto de la oca y nos paramos a hacer "inventario" de todo lo visto...



Tras Bergerac, nos espera un recorrido de hora y media hasta llegar a Burdeos...

¡Hasta mañana!

Datos prácticos:


jueves, 8 de diciembre de 2016

Sarlat La Canéda... adentrándonos en el Medievo...08/12/16


Tercer día en tierras francesas, si ayer conocimos Perigueaux, capital del Perigord blanco, hoy nos adentraremos en el Perigord negro (conocido así por el oscuro color de sus bosques y sobre todo por la joya de la corona gastronómica local junto con el paté de oca... la trufa negra)
Nos dirigiremos a Sarlat La Canéda, pequeña ciudad de poco mas de 9.000 habitantes.


Volvemos a recorrer las largas y bien cuidadas carreteras francesas atravesando de nuevo largos y cuidados campos de labranza, multitud de chateaus bellísimos e incluso algún bonito castillo...
De nuevo brilla el sol y aunque las temperaturas a primera hora del día eran bajísimas (2º marcaba el coche cuando salimos en Perigueaux) ahora comienzan a elevarse animadas por la luz del sol...

Tras una hora y vente de ameno trayecto llegamos a Sarlat... no podemos entrar a nuestro hotel hasta las 15:00 por lo que aprovecharemos estas 3 horas que nos restan para comenzar a descubrir la ciudad medieval...

Si Perigueaux ya nos encantó por la riqueza de sus antiguos edificios y sus calles medievales, Sarlat supondrá un nivel aún mas bello en las características medievales de estos cascos antiguos, aun de mucho menor tamaño, posee numerosos edificios bellísimos, intrincados y estrechos pasadizos y arcadas ocultas tras esquinas oscuras que hacen de este pequeño lugar parada obligatoria para el viajero...




No nos cansamos de callejear... llega la hora de comer y el momento de degustar el producto típico del lugar... la oca (en sus múltiples variantes...)


Y es que resultar dificil "escapar" a este producto tan querido por los lugareños... en el menú que íbamos a degustar, como primeros platos teníamos paté de oca, foie-grass de oca o ensalada con mollejas de oca... de segundo filete de oca o (¡sorpresa!) filete de ternera...


El filete de oca estaba riquísimo, reposaba sobre una sabrosa salsa de boletus y como acompañamiento teníamos una especie de tartaleta realizada con patatas también locales que estaban espectaculares... ummmmm,... deliciousssssss... 
Tras la comida, seguimos recorriendo el lugar...



El lugar está jalonado de numerosos detalles que hacen muy ameno el paseo del turista... de nuevo vemos una "urna" destinada al book-crossing (nos gustaba mas la cabina de Angouleme, 😉 pero bueno...)


Pasamos al lado de una bonita tienda cuyo interior está dedicado en exclusiva a figuras, artesanía, cuadros... dedicados al animal local por excelencia... como no, el local se llama: "El juego de la Oca"...



Lamentablemente se encuentra cerrado y aunque pasamos en otro par de ocasiones a lo largo del día, no lo encontramos abierto en ninguna de ellas... nos hemos dado cuenta de que los horarios de los comercios y restaurantes de la zona "fluctuan" azarosamente...

Seguiremos caminando y rodearemos la catedral para visitar un curioso edificio...

"La linterna de los muertos", se desconoce con certeza el porqué de tan peculiar construcción que data de 800 años atras y que supone un caso único en toda Francia...
No nos cansamos de admirar coquetas casas y altos y esbeltos edificios medievales...



Tras descansar en el coqueto hotel Saint Albert, volveremos a salir caida ya la noche,... hemos leido que hace unos años iluminaron de una forma muy acertada la ciudad medieval y que el paseo nocturno no defrauda a quien se atreve a adentrarse en estos oscuros callejones...


Este paseo nocturno resulta interesante, casi no hay gente por las calles y nuestro caminar transcurre lento y tranquilo...

Llegamos a la plaza principal donde el Carrusel de Jules Verne ya se ha puesto en marcha para alegría de los niños presentes... y también de los no tan niños... (ya me gustaría a mi darme una vuelta en el Nautilus, uno de los "asientos" de este bello carrussel cuyas partes están ambientadas en diversos artefactos que recuerdan a alguna de las famosas novelas del escritor frances)


La magia del carrusel parece elevarse por encima de los tejados de los edificios medievales...
La visita a Sarlat ha sido muy satisfactoria... solo hubiera faltado que los franceses fueran algo menos aburridos y tuvieran costumbre de tomarse una cervecita entrada la tarde... la verdad es que la vida nocturna de esta zona que estamos visitando brilla por su ausencia... no obstante, no dejamos que este aspecto nos afecte... retornamos al hotel contentos de todo lo visto...


Hasta mañana!!

Datos prácticos:

Dormir: Hotel Saint Albert. Place Pasteur en Sarlat. 49€. Hotel que estaba a las puertas de la ciudad antigua y que estaba muy bien. Tranquilo y agradable.

Comer: Le Jardin des Consuls. Rue des Consuls. Menú del día por 13,80€. Muy rico basado en los productos típicos de la zona.